Covid19 y ayuda a domicilio

A nosotros, los profesionales de la ayuda a domicilio.  No nos ha tocado una parte sencilla en esta cuarentena. Nuestros trabajadores: auxiliares de ayuda a domicilioauxiliares de enfermería, cuidadores etcétera. No han dejado de prestar sus servicios en estos días en que más se les necesita, aún con el riesgo que ello implica.

Cuando alguien se dedica a esta profesión sabe que su trabajo siempre va más allá. Debe estar al pie del cañón con las familias, con las personas mayores, con las personas dependientes, en definitiva, con quienes más nos necesitan.

Es increíble la profesionalidad de quienes acuden a los domicilios. Los niveles de empatía, de altruismo, de interés por la persona. Su trabajo es muy humano. Y en una situación de estado de alarma y cuarentena como la que estamos pasando estos días todas esas cualidades valen más que nunca.

También hay que resaltar la inmensa labor solidaria de todas aquellas personas que han tomado la iniciativa de donar mascarillas a nuestros trabajadores cuando este material era prácticamente imposible de encontrar hasta en los propios centros de salud. A todos vosotros: GRACIAS.

No cabe duda de que una situación de alarma como la que nos está produciendo este nuevo COVID19 a veces nos da miedo, nos quedamos en nuestras casas sin saber muy bien qué sucederá a continuación. Es una situación excepcional nunca antes vista. Las pandemias nos asustan y nos impiden actual con normalidad. Tenemos por la salud de los nuestros y por nosotros mismos también.

Pero en estos días de cuarentena hemos sido y somos capaces de cosas maravillosas. Los trabajadores están dando lo mejor de sí. Acuden a sus puestos de trabajo como todos los días desde el inicio de la cuarentena. Están sacando adelante todos los servicios de asistencia con la profesionalidad y calidez de quien ama lo que hace.

Las familias, también se están volcando con todos nosotros. Entienden la situación, nos tratan con mucho cariño y agradecen que estemos ahí.

Sin duda, son tiempos difíciles por el propio virus que nos azota a todos, pero si algo tenemos claro, es que siempre vamos a estar ahí y que somos conscientes de que todo pasará más temprano que tarde y pronto todos podremos volver a encontrarnos en esas calles, ahora tan vacías, pero que más temprano que tarde volverán a ser frecuentadas por todos nosotros.

No desesperemos, tengamos paciencia. ¡Ánimo! ¡Ya queda menos! Lo estamos haciendo bien.

Un abrazo muy grande a todos.

Cuidafam